Lubricación óptima: cómo alargar la vida de tu cadena de transmisión

¿Sabías que la resistencia al desgaste de una cadena está relacionada de manera fundamental con la lubricación?

Las cadenas de transmisión son la opción idónea para aplicaciones que transmitan grandes pares de fuerza y donde los ejes de transmisión se muevan en un rango de velocidades de giro entre medias y bajas.  

Hablamos de transmisiones robustas, que permiten trabajar en condiciones ambientales adversas y con temperaturas elevadas; en las que la lubricación es imprescindible para conseguir una duración prolongada de la cadena. En EPIDOR Technical Distribution ponemos a tu disposición los mejores lubricantes que, junto con un programa de mantenimiento periódico, optimizarán al máximo el funcionamiento de la cadena de transmisión.

Las cadenas de transmisión proporcionan una relación de transmisión fija entre las velocidades y ángulo de giro de los ejes de entrada y salida, lo que permite su aplicación en automoción y maquinaria en general que lo requiera.

Cuando la cadena pasa por las ruedas, los movimientos relativos entre pernos y casquillos dan lugar al desgaste de las articulaciones, produciendo holguras y generando un alargamiento innecesario de la cadena que ralentiza la productividad.

Una lubricación defectuosa se traduce en un desgaste irregular, que puede venir provocado por una escasez momentánea de lubricante, por la utilización de un lubricante de baja calidad, por un exceso de suciedad en el lubricante o por la utilización de un grado de viscosidad inadecuado. Qué problemáticas nos podemos encontrar:

    • Lubricación escasa

En una situación en la que la cadena no se lubrica nunca, el funcionamiento en seco provoca el desgaste acelerado con el tiempo de utilización de la cadena.

    • Lubricación única

En caso de optar por una única lubricación, retrasaremos el desgaste acelerado durante un cierto tiempo, pero éste terminará por sobrevivir y reaparecerá tarde o temprano.

    • Lubricación manual

Este tipo de lubricación provoca un desgaste en forma de diente de sierra, ya que el desgaste se reduce cuando se aplica la lubricación y crece bruscamente cuando ésta se ha perdido (que es cuando se requiere una renovación de la misma).

No podemos obviar que el desgaste es uno de los enemigos prioritarios, y más letales, de la cadena de transmisión. Sólo un mantenimiento periódico y el uso de los mejores lubricantes paliarán sus efectos, aportando una vida saludable y productiva a la cadena.

La lubricación óptima retrasa el alargamiento por desgaste, maximizando la vida útil de la cadena.

La lubricación no sólo influye en el desgaste y alargamiento de la cadena, sino también en el rendimiento de la transmisión.

En una transmisión por cadena, la lubricación es esencial por las funciones que realiza:

    • Lubricación

Es, sin lugar a dudas, la función principal. Trata de evitar el contacto metal-metal que se podría producir entre las partes móviles de la cadena mediante la formación de una película lubricante.

    • Refrigeración

El calor generado debido al rozamiento puede llegar a afectar seriamente a la vida de las piezas de metal que integran la cadena.

En aplicaciones de alta temperatura o velocidad extrema se suele colocar un sistema de refrigeración del lubricante para aumentar su capacidad de disipación de calor.

    • Limpieza

En las cadenas de transmisión existen numerosas partes metálicas sometidas a presión unas contra otras, lo que provoca que cualquier partícula que acceda al sistema pueda generar una abrasión importante. La limpieza es fundamental y en esta función el lubricante resulta esencial. En casos de suciedad extrema, el lubricante debe de ser conducido a través de un filtro que elimina las partículas del circuito.

    • Amortiguación

La película de lubricante que se inserta entre las piezas que transmiten la carga a lo largo de la cadena proporciona un colchón flexible capaz de amortiguar, en cierta medida, las cargas de choque que se producen durante el funcionamiento de la transmisión.

Desde EPIDOR Technical Distribution podemos ofrecerte tanto el asesoramiento en el diseño de las rutinas de mantenimiento periódico, como en los mejores lubricantes disponibles para cada aplicación. Tendremos en cuenta los requisitos de velocidad, temperatura, trabajo, etc., de cada punto de aplicación para ofrecerte con garantías larga vida a tu cadena de producción.

Contamos con los mejores productos para el engrase y la lubricación de maquinaria. Compruébalo en nuestro catálogo completo.