Calentador de inducción SKF

¿Por qué calentar los rodamientos por inducción?

Las desventajas de optar por métodos tradicionales para calentar un rodamiento son numerosas y variadas. Los baños en aceites, o incluso la llama directa, son técnicas que, a pesar de no estar recomendadas, todavía son utilizadas.

En el artículo de hoy vamos a recordar los principales motivos por los que estos métodos deberían descartarse y, aprovechamos para presentaros el calentador de inducción portátil TWIM 15 de SKF, equipo versátil para un montaje en caliente rápido, fácil y seguro.

Riesgos y desventajas de usar métodos en caliente tradicionales

Según las estadísticas de análisis de averías de la marca SKF, “el 16% de los fallos prematuros en rodamientos son consecuencia de usar una técnica de montaje inadecuada”. El montaje en caliente facilita mucho esta tarea, pero el proceso debe poder controlarse y hacerse con cautela.

A pesar de las recomendaciones de los expertos, todavía son muchos los profesionales que siguen utilizando métodos alternativos al calentamiento por inducción. De hecho, nos seguimos encontrando con clientes que llegan a nosotros buscando una solución óptima tras ver que sus métodos de calentamiento tradicionales – baños en aceite o llamas directas -, habían acabado dañando sus rodamientos.

El uso de una llama directa es un método ineficaz

No recomendamos, en ningún caso, optar por una llama directa para calentar los rodamientos. Se trata de un método en el que no es posible controlar la temperatura y que trae como consecuencia daños importantes en la estructura del acero.

Baños de aceite para calentar los rodamientos

Este método presenta todavía más inconvenientes. No puede controlarse la temperatura que alcanza el rodamiento en tiempo real y el consumo energético necesario para calentarlo es sustancialmente mayor que si esta tarea se llevase a cabo con un calentador de inducción.

Por otro lado, el rodamiento puede contaminarse por aceite sucio y ver reducida su vida útil. Además, manejar estas piezas aceitadas y calientes aumenta considerablemente la probabilidad de accidentes laborales.

Hornos y placas de calentamiento

El uso de esta técnica es admisible en el caso de calentar lotes de rodamientos de dimensiones reducidas. Lo desaconsejamos absolutamente para rodamientos grandes por dos motivos: su ineficacia y su peligrosidad de manipulación para el operario.

Los calentadores por inducción son la alternativa más segura y eficaz

Los calentadores por inducción son el método más moderno, ágil, controlable, limpio y seguro para los operarios. Además, no produce daños al rodamiento, alargando su vida útil y repercutiendo positivamente en los costes de mantenimiento. Sin lugar a duda, frente al resto de alternativas tradicionales, lo aconsejamos encarecidamente.

Calentador de inducción portátil TWIM 15 de SFK

Se trata de una opción portátil sin la necesidad de yugos o barras magnéticas de soporte. El TWIM 15 de SKF puede ser utilizado para calentar rodamientos y piezas sólidas pequeñas con forma de aro, por lo que se presenta como una solución muy versátil para fabricantes y técnicos MRO.

Gracias a una estructura inteligente y un software operativo, la temperatura de los rodamientos o piezas se monitoriza automáticamente y deja de calentar en cuanto se alcanza la temperatura requerida. Asimismo, está provisto de un panel de control LED fácil de utilizar. En este sentido, el propio TWIM 15 de SKF detecta el tamaño del rodamiento o pieza y calienta en consecuencia. Este calentador por inducción permite diferentes configuraciones de potencia para regular el calentamiento de componentes más sensibles.

 

Nuestro equipo puede asesorarte acerca de la técnica de montaje en caliente y cualquier duda del calentador por inducción TWIM 15 de SKF. Consúltanos sin compromiso.